Amantes Sunt Amentes

Dicen por ahí que los amantes son lunáticos. Lo genial es que la palabra lunático, aunque se refiera a una persona que padece de variaciones temperamentales (o sea, de un loco), proviene de la luna, como si la luna tuviera algo que ver con la locura. Bien, pues, como decía, hay amantes que son lunáticos. Desde que tengo uso de razón, muchas de las películas en la tv, mucha literatura, y muchos hechos reales están basados en personas que han hecho cosas locas por amor…. COSAS LOCAS por amor. Por ejemplo, el suicidio colectivo es un acto que se ha visto tanto en las películas, como la literatura como en la vida real. Romeo y Julieta, por ejemplo. Muchas chicas esperan a su Romeo, pero realmente no quisiera que mi vida amorosa terminara tan trágicamente como la novela Shakespeare-ana.

Así como hay gente que hace cosas excéntricas por amor, hay personas que andan por ahí haciéndose llamar love gurus, o gurús del amor. Un gurú es un sabio religioso, alguien que sabe mucho sobre un tema dado y por ende tiene cierta autoridad espiritual sobre ese tema. Un gurú del amor sería entonces una persona que sabe PILA (mucho) del amor. Como a alguien que le han bota’o (roto el corazón) muchas veces y se siente en capacidad de dar consejos a los feos y desesperanzados… eh, digo, a los de belleza exótica y con probabilidades de error matemático de encontrar su pareja. Sin embargo, nunca será igual el saber del amor que el conocerle. De alguna forma tendemos a conformarnos con saber de música, con saber de Derecho o con saber de dormir. No obstante, sucede algo diferente, algo tan inexplicable que puede hasta conducir al cambio cuando conocemos algo.

Toda una vida supe lo que era el amor. Incluso había sido capaz de expresar amor en muchos sentidos a diferentes entes- a mis padres, mi perro, mi cama, al cheesecake de dulce de leche … Pero, ¿qué es exactamente conocer el amor? En un libro inmortal que ni la kriptonita lo desaparece llamado BIBLIA leí una vez el significado del amor en una simple ecuación. Es tan cierta y tan exacta que me parece ridículo no enseñarla en clases de Álgebra. Esta ecuación parte de pruebas sencillas. Por ejemplo, si a=b y b=c, entonces a=c.

De aquí, reemplazamos las letras con palabras. Aquí les va.

Si †(∑<3)=(∑<3)^†, entonces †=<3 y ∑-†≠<3

Okay, okay. Lo explicaré con palabras para que haga más sentido.

Si todo el que ama es nacido Dios y todo el que ama conoce a Dios, entonces Dios es amor y sin él es imposible amar. [1 Juan 4:7-8 (cualquier versión)]

Entonces, volviendo a la cuestión, conocer el amor es lo mismo que conocer a Dios. Hay muchos que dicen que aman, muchos que creen que aman, muchos que hasta expresan lo que creen es amor. Yo digo que solo utilizan lo que ellos entienden que es amor. No obstante, sería tan diferente todo si todos y cada uno de los seres humanos realmente conocieran al amor. Supongo que los Beatles tenían una idea cuando cantaban “All You Need Is Love” frente a millones de que sólo necesitábamos amor, porque aún en sus mentes con neuronas quemadas por abuso de sustancias no recomendadas por el doctor, ellos reconocían que no había amor en la tierra. “Es fácil”, cantaban. Sí, es fácil. Es sólo tornarse a Dios. ¿Porqué buscar en Wikipedia acerca del libro de Alexandre Dumas, El Conde de Monte Cristo, cuando lo tengo en uno de los libreros de mi habitación empolvándose? ¿No sería más enriquecedor leer el libro? Wikipedia me da pinceladas que tal vez y según mis profesores, hayan sido alteradas por alienígenas. Ya saben, fuentes “no confiables”. Sin embargo, mi amigo Alex me da la historia a fondo. Es lo mismo que ocurre con Dios y nuestra connotación de amor. Dios no se parece al amor, Él es amor. Dios ama, porque eso es lo que Él es. Él no representa amor, Él lo es. Soren Kierkegaard (Kierkegaard significa “cementerio” :O), un filósofo danés (ya utilicé una de sus frases anteriormente) dijo que de todos los atributos adscritos a Dios, el único que es completamente sustantivo es el amor. No decimos que Dios es amable, decimos que Dios es amor. Si Dios es amor y el amor es Dios, quiere decir que quien no conoce a Dios y dice que ama, no ama. No se puede dar lo que uno no tiene. ¿Cómo amaremos a alguien sin tener a Dios (amor) en nuestros corazones?

Realmente no creo que había logrado amar antes de Dios. Creía que lo hacía, pero lograba excluir a personas que por x o y razón no me parecían aptas de recibir mi amor. “Mi amor”. Qué irónico, ¿no? Como si yo había comprado mi licencia abierta para amar en el Sun Shop de la Sunix más cercana. Algunos creen que la reciben por bono. Que idiotas somos.  En fin, Dios es amor, y fuera de Él nada somos, nada podemos hacer…. En Él, sentimos diferente, actuamos diferente, queremos diferente y amamos por primera vez.

Michelle

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s